Comí rana a propósito y comí perro, pero eso fue sin querer.

pinta.jpeg
#TsingTao #Beer #Cerveza
#TsingTao #Beer #Cerveza

Salir a comer con locales es obligatorio cuando uno viaja. Lo que recomiendan los sitios web turísticos, los libros de viajes y los blogs aburridos no es necesariamente lo que en verdad se come en el lugar que uno visita. Además existe el factor apariencia y a la comida aveces no le da tiempo de maquillarse, no por eso sabe mal. Muchas veces no probamos algo por como se ve o también pasa que no vemos algo y por eso, nos vamos del país sin probarlo.

Ya intenté las clásicas formas de alimentarse en china. Primero, llegaba e intentaba ordenar lo que se veía bien rezando por que el menú tuviera dibujitos. Luego, pasé a la técnica de expectativa, sentarme y entregarle plata al mesero para que con señas decirle que me traiga lo que quiera. Y por último, encontré una incomoda pero excelente técnica. Saco el celular o la cámara, camino entre las mesas y le tomo foto a lo que quiero comer luego de sonreírle al chino que me ve raro por fotografiarlo, le muestro eso al cocinero y así logro comer lo que quiero. Pero hoy me voy a lo seguro, salgo a comer con Nicole, Eleven (sé llama así por que es su número favorito, y claro que tiene otra amiga que se llama “Seven” - 7/11) y con un amigo más. Que él no tenía nombre en Inglés y todavía no le enseño a mi teclado a escribir en caracteres así que por ser necesario, vamos a sacarlo del cuento.

Nicole e Eleven me invitaron a comer a su restaurante favorito y les dije que pidieran lo que más les gusta. Probé de todo y la pasé muy bien. Algunos platos los recomiendo y otros no, veamos que tal nos fue.

El menú:

  • "Jirou" Pato picante congelado: No sé por qué pero este plato de pato, o pato de plato se come frío y sabía bastante bien. Es lo más parecido al pollo que hay, solo que más fuerte.
  • "Suan Tang Fei" Ceviche de bacon. Exactamente como suena, tiras muy delgadas y crudas las ponen en limón y un picante muy fuerte para que se cocine. Sabía picantísimamente rico.
  • "Jidán" Puré de huevo a la almeja, combinación nueva. No sabía que era posible mezclar estos ingredientes pero no debería serlo. No lo recomiendo y si yo me reservo lo comentarios ustedes se deberían reservar las ganas de probar este plato.
  • "Zhujiao" Mano de puerco por que la traducción decía que era eso y no “pata de puerco.” Entre los huesos y la grasa sabía bastante bien y me gustaron los guantes que te daban para comerte la pata. Las patas de puerco y de pollo son los clásicos platos que se ven "nuevos y llamativos" para el occidente pero son pura apariencia por que el sabor es bastante bueno. Es una probada que parece arriesgada pero en verdad es una movida bastante segura. Saben bastante bien.
  • "Qingwa" Rana amarilla por que al parecer las verdes no se comen. Exacto, así fue la conversación y en verdad no entendí el porqué pero era clara la división de que la rana verde no se come y la amarilla sí. El sabor me gustó por que es bastante nuevo, es el alimento intermedio entre el pollo y el pez. Carne tan blanca que parece de mar. Buena combinación en verdad, solo si es amarilla.
  • "TsingTao" Agua con levadura y 2% de alcohol. Aquí le dicen cerveza pero yo en verdad no creo que cuenta. Es sumamente suave. Lo mejor de la cerveza aquí es el precio, cuesta $0.50 centavos una botella enorme 600ml. Tamaño de botella que en otros países comparten entre tres personas pero aquí, por el porcentaje de alcohol te tienes que tomar tres botellas para sentir que te tomaste algo. 

[embed]https://instagram.com/p/2BG3tglvV9/?taken-by=andrespineiroc[/embed]

Quiero recomendar los platos, menos el de almeja/huevo, pero más importante quiero recomendar la oportunidad. Eso de turismo gastronómico no es tan sencillo. Para llegar a un país, en serio hay que saber a quién preguntarle que platos probar y la mejor forma de hacerlo es con locales. Cambiemos el hábito de llegar a un lugar y buscar lo diez restaurantes más famosos ya que probablemente ahí los sabores los disfracen para que no sean tan fuertes y los platos sean más aceptados. Aveces para que más gente pruebe el plato en estos restaurantes mucho más comerciales, puede que los fusionen dejando un rico toque de sal, pero quitándole historia al plato o un sabor mas autóctono.

Remplacemos esa monotonía alimenticia por preguntarle a un local: ¿Cuál es el restaurante al que vas con más frecuencia? ¿Qué pides cuando vas con tus amigos? Pensemos un momento en ese restaurante al que siempre vamos con nuestra familia, es muy raro saltar entre varios restaurantes en nuestro propio país, la mayoría de domingos de las familias que conozco se caracterizan por esa comida en casi siempre el mismo lugar. Descubramos cual es ese lugar, en las familias de otros países y vamos a poder entender muchísimo más el ambiente del que nos rodeamos.

Lo del título, sobre el hecho de que comí perro, es enserio. Pero no lo quería mezclar con esto. Atentos, vengo escribiendo una historia que me agarró por sorpresa. Por que de donde vengo, es de Guiyang y lo primero que decía Lonley Planet de ese lugar es la cantidad de perro que se acostumbraba a comer. Todo es muy nuevo para mí.

Gracias Nicole y Seven y gracias a que muchos sabores no quedan en la boca y sí en la mente. Por que muy bonito recordar lo rico que sabía algo y muy feo sería quedarse con un sabor en la boca todo el tiempo. Sobretodo si ese sabor es Almeja/Huevo.

“Planeo parar de ver la comida como alimento y empezar a verla como un inicio a experiencias, conversas y sorpresas.”