Trenes en China!

trenes.jpg

Un viaje largo, con lo bueno y lo malo. A veces dicen que una buena charla es suficiente para que la noche sea inolvidable. Yo digo que no es necesaria ni siquiera la charla. Hay una belleza sin morbo oculta en lo puro. ¿Les a pasado que viven un momento y simplemente les llega la palabra felicidad a la cabeza?. Este adjetivo básico que nos enseñan desde primer grado pero que aún con el pasar de los años describe tan bien algunos momentos. Llega a la mente con ingenuidad. Estos adjetivos no diferencian objetivos. Es una belleza pura que tiene más que ver con aceptación o agradecimiento, que con estándares convencionales de lo que es bueno y lo que no.

Les voy a contar de la peor y la mejor noche que hasta ahora e dormido, o intentado dormir, en China. Ambas en tren, así que empecemos por ahí:

A la hora de hablar de viajes en trenes hay dos opciones “Hard seat” y “Soft seat” ambas en el mismo tren. Los precios no son tan diferentes en algunos viajes pero en otros, el soft seat puede duplicar el hard seat. Es que tenemos que recordar el tamaño de china, es normal un viaje en tren de dos horas, pero es más normal aún uno de 16.

Quiero que me conozcan así que les confenzo que en donde vivo, Panamá, no tengo cama. A veces pienso que los lujos o las comodidades me pueden mal acostumbrar así que quité la cama y tire un colchón en un armario donde duermo con medio metro de espacio arriba mío. No es una cama y para algunas personas es una locura. Para mí es una especie de entrenamiento, si ahí me siento cómodo, en cualquier lugar me debería sentir cómodo. Bueno hasta que aparecen los hard seat! Lo cuerdo sería pensar que son sillas normales como las de un bus y bueno yo nací en Costa Rica así que el viaje Costa Rica - Panamá de 16 horas en Ticabus era algo natural para mi. Desde pequeño esos viajes repetitivos que me fueron formando la mente y deformando las nalgas.

Primer viaje digno de ser contado y no imitado, Beijín. – Xian 9.00PM 12MD Total de 16 horas. “Hard Seat”

Así estaba yo al día siguiente. Se nota en los ojos lo bien que dormí? y atrás las comadres.
Así estaba yo al día siguiente. Se nota en los ojos lo bien que dormí? y atrás las comadres.

No se porque, pero es un hecho, las sillas estaban puestas como si el tren fuera un restaurante. En ves de todos viendo hacia el frente, las sillas estaban; dos viendo a una mesa, dos hacia la misma mesa pero del otro lado y así sucesivamente. Lo que significa que al sentarte vas a tener a alguien en frete tuyo sentado viéndote también y que la mitas de las personas viajan de espaldas hacia donde estamos yendo y la otra mitad de frente. A mi me toco viajar de espaldas y enfrente mío, no estaba la belleza asiática que estábamos esperando. Solamente estaba un señor con una común adicción a su juego RPG del celular y su cargador para bacteria interminable. Jueguito con música alta y sin audífonos. Sí yo veo a la izquierda solo veo el paisaje pero recuerden que estoy sentado de espaldas así que veo como el mundo se me aleja y la mente se marea. Prefiero ver hacia la derecha a cinco amigas de toda la vida, con edades que se les nota que han vivido. Les podría llamar mis “teachers” de palillos chinos por que una hasta me regaño cuando lo hice mal. O mejor digámosle las comadres, por que sé que si esa palabra existiera en chino, ese sería el nombre de su grupo de baila Digo grupo de baile por que aquí los viejitos son súper mega activos y es normal verlos por las noches bailando inmensas coreografías agrupados fuera de centros comerciales o parques, es su forma de divertirse y hacer ejercicio. Es increíble cuando yo sea viejo quiero ser chino.

Las comadres me enseñaron muchas cosas, pero el consejo que menos valoro de todos los que me dieron fue el de como dormir en esos asientos. Por que lez hice caso y todavía me arrepiento.

Lista de detalles que debemos saber para medir mi comodidad:

  • Estoy enfermo
  • Estoy sentado de espaldas hacia donde va el tren
  • Hay gente fumando dentro del tren
  • Las luces estarán prendidas todas las horas del viaje.
  • Las sillas no reclinan lo que significa que no hay punto de apoyo ni para almohadita
  • Tienes que compartir el mínimo espacio de los pies con las personas que tienes enfrente
  • Hay gente hablando, más de 100 por vagón en un idioma que no entendemos
  • Los baños. Mejor no entrar en detalles.

Cuando escribo que las comadres nos enseñaron a mi y a Carlos la mejor posición para dormir es por que ellas lo que hicieron fue tirarse al piso bastante organizadas y subieron maletas. Pero recuerden hay sillas que tienen patas atravesadas y en la mitad una mesa. Carlos y yo nos veíamos y con la poca comunicación que teníamos con los chinos decidimos imitar sin anunciar. A la cuenta de tres y al suelo.

Me tiro al piso a eso de las 12 de la noche después de pasar horas fallidas intentando dormir de cualquier otra manera. Entonces me doy cuenta de varias cosas. Primero que todo hay seis maletas abajo de los asientos, segundo, las sillas tienen metales para sostenerlas al igual que la mesa y además estaban los pies de los otros dos chinos restantes que se quedaron sentados y el espacio que Carlos ocupara. Habían demasiados obstáculos y muy poco espacio. Ni pregunten como me incomodé por que ni loco diría que me acomodé pero cuando conseguí una posición segura ahí me quede. Respiré la mezcla de polvo del piso con parte de abajo del sillón, mis piernas tenían un especio negativo para poder moverse y antes de que se me llegara a dormir alguna extremidad, probablemente iba a estornudar y golpear mi cabeza con la silla o la mesa. La posición de mi cuerpo era enredada. Llegaron a ser las 3 de la mañana cuando logré “acomodarme” y a esa misma hora es cuando levantan a todo el mundo del piso para trapear. Exacto, no se por qué dentro del tren, no se por qué a esa hora, no se por qué en ese momento y tampoco sabía como me iba a volver a acomodar. Fueron demasiadas horas de intentos y muy pocas de sueño y aunque me consideraba un veterano en la Guerra de dormir en cualquier lado, ese día me di cuenta que hasta soldado avisado muere en combate. Para qué más palabras si las fotografías lo describen mejor.

Por otro lado tenemos los paradisiacos soft seats o hard sleepers le dicen a veces.

Camarotes de tres pisos y mínimo espacio. Para mí este viaje fue ideal. De Xian a Chendú de 1pm a 5am (16 horas)

HardSleeper o SoftSeat. Qué ven en el fondo? se entiende la comodidad?
HardSleeper o SoftSeat. Qué ven en el fondo? se entiende la comodidad?

Las otras cuatro personas que dormían al lado de nosotros eran chinos con muy poco inglés, y por muy poco me refiero a casi nada. Solo necesitamos un juego de cartas y conversar con mímicas para que yo le encontrara la belleza a este viaje. Esa belleza que solo te queda sentarte para atrás y sonreír, reconocer que lo que estas viviendo es felicidad pura. Solo te queda sonreír y aprovechar el momento por que cuando menos lo esperes el tren soltará el último anuncio de la noche “ se apagan las luces” y lo único que te quedará serán los recuerdos. Aquí si apagan las luces

Hard Sleepers o Soft Seat! totalmente recomendados!

Gracias palabras universales (las sonrisas, las bromas y las mímicas) Gracias gente que aparece en el camino y que sin saberlo le agregan valor al destino. Gracias mundo.