Comencé una tienda de "Graffiti." Pero no la terminé.

Comencé una tienda de "Graffiti." Pero no la terminé.

Éramos balance. Él iba a seguir haciendo lo que le gustaba, pero con más colores y yo iba a involucrarme muchísimo en ese mundo que tanto me llamaba la atención.