Valencia, el origen: Toda la Paella y nada Paél.

Valencia, el origen: Toda la Paella y nada Paél.

Viajar te hace entender más puntos de vista y como hay tantos ejemplos posibles, aquí vamos a usar como metáfora la Paella.

¡Qué rallao que soy! en BCN

¡Qué rallao que soy! en BCN

Tuve que viajar desde el país donde nací casi 9000 kilómetros para llegar a Barcelona. Solamente para intentar encontrarme.

¿BlaBlaQué? Viajando con desconocidos y barato.

¿BlaBlaQué? Viajando con desconocidos y barato.

Si no sabes que es “CouchSurfing”, bueno es hora de que lo sepas. Vale la pena y te estás perdiendo gran parte de lo que es conocer otro punto de vista.

Mama mía, pizza, Italia, Venecia y buena compañía.

Mama mía, pizza, Italia, Venecia y buena compañía.

Este lugar no existe. Es un sueño. Aquí, las calles son de agua y no de concreto. Se respira amor y no viento. Y por más que quiero que esté quieto, un lugar tan bonito no puede dejar de estar en movimiento.

¿Existen las hadas? & ¿Qué es libertad para mi?

¿Existen las hadas? & ¿Qué es libertad para mi?

Como al sol de hoy, no tengo idea clara de que es la libertad ni como llegar a ella. Me atrevo a decir que la veo oscura. O mejor dicho, en la oscuridad. La libertad para mí es como una luciérnaga.

¿Se puede ver todo en Madriz en un día?

¿Se puede ver todo en Madriz en un día?

No tengo ni idea de si conocí o no todo Madriz, pero si sé que lo que viví fue suficiente y me encantó. Otra cosa de la que estoy totalmente seguro es de que Madriz está mal escrito.

Brujas, wafles, gofres, chocolate y Bruselas.

Brujas, wafles, gofres, chocolate y Bruselas.

Me bajé del avión esperando escuchar a todo el mundo hablar inglés por lo internacional que es el lugar. Luego de un rato me di cuenta que estaban hablando en otro idioma, será belga?

Nunca he visto un lugar más limpio que Japón. ¡Comida japonesa!

Nunca he visto un lugar más limpio que Japón. ¡Comida japonesa!

para los que no me conocen, simplemente imagínense el lugar más limpio que han visto en toda su vida, límpienlo un poquito más, agréguenle luces y otro idioma y se va a parecer a Tokio.